De turismo por Castilla y León

La estación de esquí de La Pinilla, en Segovia, está a poco más de una hora en coche de Madrid y cuelga sus instalaciones y remontes de la vertiente norte del macizo de Ayllón, justo al pie del pico del Lobo, uno de los rincones más desconocidos de la Castilla sureña. Tienes un total de 20 km repartidos en 22 pistas para esquiar a tus anchas (forfait desde 15 euros), además de un snowpark para los más osados. Desde Riaza llegarás hasta aquí en apenas diez minutos en coche.

Dulces y cordero asado

Pero como no todo es deslizarse por la nieve, te proponemos alternativas por si te apetece aparcar un rato los esquís. Por ejemplo, la villa de Riaza, que ha crecido mucho en los últimos tiempos.

Su plaza Mayor porticada, continúa sufriendo el acoso de los conductores pese a las zonas de aparcamiento que se han establecido en las afueras. Lo mejor es pasear bajo sus edificios y darte algunos caprichos. Si te gustan los toros haz un alto en el museo Taurino del restaurante Matimore. A dos pasos está Casa Pastor (Iglesia, 2) con sus deliciosos torreznos de matanza y setas de cardo. Los Hermanos Alcón (plaza Mayor, 8) son famosos por sus soplillos, perrunillas, cocos y tortas sobadas. Y si buscas algún detalle rústico o antigüedad para tu casa entra en Hontanares (Gral. Mola, 20).
Si te apetece continuar con un recorrido más inédito, adéntrate en los pueblos de la arquitectura roja y negra (Alquité, Villacorta, El Muyo y Serracín). Otra opción es seguir el trazado que coincide con la vieja línea del tren Madrid-Burgos hacia Castillejo de Mesleón y Sotos de Sepúlveda. Una vez que dejes atrás la A-1, llegarás hasta Sepúlveda. Su Oficina de Turismo (pza. del Trigo, 6) organiza visitas gratuitas (fines de semana: 10.30, 12.30, 16 y 17.30 h). Si hace sol, aprovecha para descansar en las terrazas de la plaza de España. Para comer, pide el lechal asado en horno de leña de Casa Román (Sancho García, 3). Luego, en el Obrador El Mirador(plaza del Trigo, 2) puedes comprar las tortas de san Miguel que prepara Yolanda. Ricas, ricas.

Los más andarines tienen las cercanas hoces del Duratón, una buenísima elección para disfrutar de la naturaleza. Además con los caminos nevados el quad es quizá la posibilidad más divertida. En Sepúlveda, D & J organiza salidas por las inmediaciones.

Corte y confección

No te pienses que toda la diversión consiste en vertiginosas rutas en quad, en bicicleta de montaña o descensos por el río Duratón. También hay actividades más tranquilas y creativas que te ayudarán a superar el estrés, como coser. Cristina e Inma ofrecen talleres de costura en Riaza, a dos pasos de la plaza Mayor. En La Rueca (José Martínez de Velasco, 7) te enseñan a confeccionar colchas, mantas, tapices y cojines con el tradicional estilo de la almazuela (también conocida como patchwork). Esta técnica, que era muy utilizada en las zonas más frías de Castilla, consiste en coser trozos de telas de diferentes procedencias unas encima de otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *