De vacaciones en la isla de Creta

Una guía muy interesante si estás de vacaciones en Creta y quieres ver lo más importante de una forma rápida y sencilla. Te lo contamos todo.

Guía para tus vacaciones en Creta

En Agios Nikolaos podemos bordear el golfo de Mirabello en dirección a Sitia. Calcula aproximadamente una hora para llegar a la ciudad, la carretera ofrece paisajes preciosos pero está llena de curvas.

Una vez que pases Sitia (y superada la pesadilla de Dionisos Palace, un pueblo turístico lleno de casas horrorosas), llegarás a un lugar idílico por sus playas. Las deItanos, tres en total, y otras tres pequeñas bahías son las más interesantes para nadar a lo largo de la península de Sideros.

Seguramente te llamarán la atención varios carteles blancos con un dibujo de un gran ancla: advierten de que en la zona hay una base de la Marina Militar griega.

Te encuentras ya a un paso de la playa más famosa de Creta: la mítica Vai, rodeada de un espectacular paisaje de palmeras. De verdad que es preciosa. Lo único que estropea este idílico lugar son las decenas de autobuses y coches que hay parados en el parking de pago. Y, una vez que te metas en la playa, si el lugar sigue sin ser lo maravilloso que esperabas por los cientos de bañistas, no pierdas la paciencia: a muy pocos metros te espera un edén.

Lo primero que encontrarás esMaridati (sí, hay una taberna que tiene el mismo nombre), una playa de piedras ubicada en una encantadora bahía a la que se llega por un camino de tierra.

Después está Kouremenos, de arena fina y con una longitud de unos 2 km. Puedes pararte en la primera parte, donde hay varios restaurantes y graciosas casas dehabitaciones para alquilar (como la Paros House). Si lo prefieres, puedes recorrerla hasta encontrar las casuchas blancas de Freak Station, una alternativa perfecta para todo aquel que sueña con cambiar de vida.

El director se llama Hannes Unterweger, y es un economista austriaco. Sus ayudantes son Ben, un chico inglés, y Giovanni Giaconi, un diseñador italiano que normalmente vive a caballo entre Vicenza y Nueva York. “Pero de octubre a junio”, explica, “me traslado aquí para hacer lo que más me gusta: practicar el windsurf. ¿Que qué pasa con el trabajo? Tengo siempre conmigo el ordenador portátil para llevarlo todo al día. Pero desde la playa. Un buen plan, ¿no?”.

Desde Agios Nikolaos dobla hacia Ierapetra, pasando por la costa sur de Creta. Siguiendo las indicaciones hacia Sitia en dirección este te encontrarás de frente con el mar más puro y virgen que hay.

La zona más bonita es Kaló Neró y se encuentra a la altura de Analipsi. Este tramo es una delicia para los sentidos. La carretera transcurre entre paredes de roca rosa (donde se encuentra, justo en la montaña, el monasterio de Kapsa, digno de ver) y el azul del mar.

Siéntete único en Creta

La meta es llegar a Xerokambos a través de Ziros. Esto implica pasar por Goudouras y Agia Triada y, cuando llegues a una bifurcación en la que no hay ninguna indicación (sólo verás dos altas chimeneas), tendrás que girar a la izquierda. Bajando por las curvas de la carretera que lleva hasta Xerokambos el paisaje es impresionante. El pueblo es casi como un espejismo, pequeño y con muy pocos coches; el mar es todo para ti. Para comer, la taberna Acrogiali es una buena elección.

Después, a unos 8 km a través de una explanada que discurre entre una garganta de montañas, aparece otro rincón olvidado: Kato Zakros. Pocas cosas hay que ver: algunas casas, un par de restaurantes (como el Nikos), el paseo marítimo y una preciosa playa.

Sitanos, Handras, Etia, Pefki y Shinokapsala son las siguientes paradas que completan el mapa del tesoro de la Creta de la calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *