Vacaciones de verano en la Costa Blanca

Para donde quieras a darte un baño, acércate a algún chiringuito al que sólo se llega por mar y haz esnorquel junto a los acantilados (por cierto, pide en la Oficina de Turismo los folletos con rutas). Hacia el norte está el cabo d’Or, sobre el que destaca una torre vigía de las muchas que abundan en la costa. Si llegas temprano a Moraria, acude a la subasta de pescado (sobre las 10 h). Sólo quedan ya una decena de barcas de pescadores que proveen a los restaurantes locales y la lonja funciona como en el siglo pasado: los productos y precios se cantan. Otra visita curiosa es el humedal El Senillar, que está pegado a la playa de L’Ampolla: los niños disfrutarán viendo chapotear a patos y grullas. Desde Moraira se divisa Calpe con el famoso peñón, símbolo de la Costa Blanca.

Mucho por conocer

El éxito de Benidorm por encima de cualquier otra población de la Costa Blanca es rotundo. En 2005 fue el destino español con mayor grado de ocupación y, tras Barcelona y Madrid, es el municipio español con mayor número de plazas en hoteles. Parece que todo el mundo vaya a Benidorm. Y se sigue construyendo, más y más, porque la demanda es imparable. Lo ultimísimo es un resort de lujo:Sheraton Real de Faula. Se trata de un complejo hotelero cuya construcción simula un pueblo levantino, con calles y hasta una réplica de la iglesia de Altea. No está pegado al mar, sino a los grandes parques temáticos de Terra Mítica y Terra Natura y cuenta con un fabuloso campo de golf que funciona desde principios de año.
El clima benigno de Benidorm, protegido por dos grandes montañas (una de 1.500 m), es su baza principal seguida de sus maravillosasplayas, la de Poniente y la de Levante, dos arenales preciosos y con unas aguas perfectas. Además, aún queda alguna calita apartada donde no hay que luchar por un sitio en pleno verano, como la cala del tío Tximo, de aguas transparentes, detrás del Rincón de Loix.Otro lugar donde vas a evitar aglomeraciones es la playa del Albir, del vecino pueblo de l’Alfàs del Pi. Además, en julio celebran elFestival de Cine y montan una gran pantalla en la pared del acantilado de la playa. Por la noche puedes acudir a las sesiones y pasear por el camino de la fama, donde tras cada edición se añade una estrella con el nombre del premiado. Un Hollywood levantino.

Eventos culturales y religiosos

La exposición de La faz de la eternidad fue una de las citas culturales del año 2006 en Alicante. Se trataba de una muestra con 300 obras de arte que repasan las distintas representaciones del rostro de Cristo que han realizado diferentes artistas como El Greco o Zurbarán. Para la muestra se restauró la concatedral de San Nicolás y la iglesia de Santa María, que asume el rango de basílica, y el monasterio de la Santa Faz.

Pero el protagonismo ese año, culturalmente hablando, fue para Elche y su famosísima Dama. En mayo de 2006 se inauguró el Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) para acoger la pieza más importante de la arqueología prehistórica española. El busto ibérico de La Dama vuelve a casa y permaneció hasta noviembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *